Venta de semillas de marihuana en México
Venta de semillas de marihuana en México
THCV tetrahidrocannabivarina

Tetrahidrocannabivarina (THCV)

El THCV es un fitocannabinoide del cannabis con similitudes al THC

Como hemos dicho, EL THCV es un cannabinoide similar al THC. Proporciona al consumidor un efecto diferente, que actúa de forma muy rápida, dura alrededor de 5 o 6 minutos y ayuda a evitar o disminuir las sensaciones negativas como la ansiedad.

El THCV también se está investigando por su gran potencial terapéutico. De momento no se ha estudiado en profundidad en seres humanos, aunque ya se comercializa un fármaco de parecida capacidad antagonista.

Aunque todavía es un cannabinoide menos estudiado que el THC o el CBD, el THCV está ahora tomando más protagonismo e interés debido a sus efectos psicoactivos tan singulares y por su gran potencial terapéutico. De hecho, intentar conseguir genéticas con altos niveles de THCV se convertirá en una cualidad muy apreciada entre consumidores y cultivadores.

Parecido incluso en su nomenclatura al cannabinoide más conocido, el THC o tetrahidrocannabinol, la tetrahidrocannabivarina o THCV también se parece en su estructura molecular. Por este motivo, el THCV actúa sobre los receptores del sistema endocannabinoide produciendo unos efectos singulares y cuyo potencial todavía no ha sido descubierto al ciento por ciento.

Las variedades que tienen una mayor concentración de este cannabinoide son las genéticas de Indica procedentes de Nepal, Afganistán, Pakistán y África. Para obtener una mayor cantidad de THCV es necesario que la planta haya sido cultivada en un clima cálido.

Semillas de una variedad de marihuana Autofloreciente con alto nivel de THCV

Efecto

A pesar de que todavía no se ha investigado todo su potencial, se calcula que el THCV tiene una psicoactividad del 25% en comparación con el THC. Pero lo relevante es que proporciona un tipo de efecto diferente en comparación con el que sentimos tras el consumo de THC. Los consumidores experimentan una agradable sensación de “psicoactividad lúcida” al consumir variedades con alto contenido de este cannabinoide.

Las variedades con alto contenido en THCV son muy aceptadas y buscadas entre los consumidores que buscan los valores terapéuticos de la marihuana. Sin embargo, en raras ocasiones tiene algunos efectos secundarios no deseados, como paranoia y ansiedad. Pero en términos generales, su valor terapéutico es alto.

La revista Psicofarmacología publicó un artículo en el que documentaba la influencia del THCV sobre los efectos del THC. La investigación concluye que el THCV puede tener consecuencias muy positivas sobre los efectos negativos potenciales que algunos consumidores experimentan tras el consumo de THC, como paranoia y la pérdida de memoria a corto plazo. Pero las conclusiones van todavía más lejos, ya que el THCV también podría limitar e incluso anular el aumento de la frecuencia cardiaca provocada por el THC. Los investigadores del estudio afirman que el THCV, al ser administrado por separado, daba claras muestras de mejoría en las personas que se sometían a un test de memoria. Aunque también es cierto que en este caso también se hablaba de un ligero aumento en algunos casos de ansiedad.

Estos descubrimientos sugieren que el THCV tiene la capacidad de aminorar algunos efectos adversos del THC, aliviando los efectos negativos que algunas personas sienten cuando consumen más del que pueden asimilar a nivel psicológico.

Como ya hemos dicho, la duración de los efectos del THCV es bastante corta. Los efectos se sienten mucho antes que con genéticas ricas en THC, aunque también se disipan de forma mucho más rápida. En definitiva, los efectos del THCV aparecen muy rápidamente, son muy fuertes y desaparecen muy pronto. Y desde luego, el THCV potencia el efecto eufórico del THC. Si te gusta la marihuana con mucho THC y encuentras una variedad rica en THCV, la experiencia es fantástica, pero breve. Durante unos pocos minutos tendrás una sensación psicoactiva fortísima que muchos refieren como efecto LSD. Pasados estos minutos tan solo te quedarás con el efecto del THC.

Otra característica importante del efecto está en relación con la sensación de hambre que algunos consumidores sienten tras consumir marihuana. Es un apetito tan intenso que resulta casi imposible de resistir. Esta sensación se conoce como “munchies” o antojos. Por el contrario, el THCV es un inhibidor del apetito, convirtiéndolo en un cannabinoide ideal para quienes quieren perder peso.

Propiedades terapéuticas del THCV

Ya está demostrado que el cannabis es una planta con gran potencial medicinal, llena de cannabinoides con capacidad para aliviar y tratar una gran variedad de trastornos mediante la activación del sistema endocannabinoide. De momento, los cannabinoides con más prestigio medicinal son el THC y el CBD.

La Revista Británica de Farmacología afirma que el THCV tiene propiedades antioxidantes y la capacidad para activar el receptor CB2 del sistema endocannabinoide, mientras que bloquea el receptor CB1. Los autores del estudio explican que cannabinoides como el THCV podrían ser de gran eficacia terapéutica para aliviar los síntomas y retrasar la neurodegeneración del Parkinson, retrasar su progresión y mejorar los síntomas asociados a esta terrible enfermedad.

El THCV también podría ser eficaz para tratar el Alzheimer ya que podría mejorar los temblores, el control motriz y las lesiones del cerebro asociadas a esta dolencia.

Los cannabinoides son de gran utilidad para mantener una correcta salud ósea porque en el interior de los huesos se encuentran receptores cannabinoides. Los científicos opinan que el sistema endocannabinoide afecta a la regulación de la actividad celular ósea y la regeneración de tejidos. Hay estudios que prueban que los ligandos cannabinoides endógenos, receptores cannabinoides y enzimas responsables de la síntesis y descomposición, juegan un papel importante en la masa ósea y la regulación de las enfermedades de los huesos.

En este sentido, hay que destacar que el THCV fomenta el crecimiento de nuevas células óseas y, en consecuencia, se investiga para su empleo en el tratamiento de estas enfermedades.

El THCV tiene efectos psicoactivos y es antagonista de los receptores CB1 y CB2 del sistema nervioso y del sistema inmunológico, lo cual le confiere potencial terapéutico en el tratamiento de la obesidad y algunas adicciones.

También podría ser eficaz en el tratamiento de la diabetes, ya que tiene la capacidad de regular los niveles de azúcar en la sangre y además mejora la resistencia a la insulina.

Y por último, el THCV podría tener aplicaciones para el tratamiento de trastornos por estrés postraumático, al aliviar el pánico y los ataques de ansiedad.

Podríamos decir que la Tetrahidrocannabivarina o THCV, ha estado muy olvidada pese a alcanzar en algunas variedades el 20% del total de cannabinoides. Sin embargo, gracias a sus grandes expectativas en el campo de la medicina y la excelencia de sus efectos psicoactivos, en breve muchos consumidores y genetistas del cannabis buscarán variedades ricas en este gran cannabinoide. 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *